Junta CentralNoticias Arracada de Oro 2017 para las comparsas de Moros Viejos y Cristianos

Arracada de Oro 2017 para las comparsas de Moros Viejos y Cristianos

Hoy martes 6 de diciembre, a las 12 del mediodía, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Villena, ha tenido lugar el acto de entrega de este galardón, coincidiendo con el Día de la Constitución. Se ha concedido la distinción a las comparsas de Cristianos y Moros Viejos, en la categoría colectiva, y al investigador César López Hurtado en la categoría individual.

Desde la Junta Central de Fiestas nos sumamos a las felicitaciones a los galardonados, en esta edición tan especial para la Fiesta de Moros y Cristianos de Villena. Enhorabuena!!

 

NOTICIA EXTENDIDA E INTERVENCIONES
Laura Amorós Regidora de Fiestas 2018 presentó el acto de entrega de la Arracada de Oro y Distinciones 2017 en un salón de plenos completo.
Sr. Alcalde, autoridades y público asistente muy buenos días a todos y bienvenidos a este Salón de Plenos del M.I. Ayuntamiento de Villena.

Coincidiendo con el Día de la Constitución, que conmemora la aprobación de nuestra Carta Magna en 1978, este Ayuntamiento hace entrega de la “Arracada de Oro”, distinción que cumple ya su V edición, en sus dos categorías: ciudadano ejemplar y asociación ejemplar. Pero además hoy, por primera vez, se hace entrega de dos diplomas de Servicios Distinguidos a la Ciudad, como reconocimiento a la trayectoria de dos villeneros que se han dedicado en cuerpo y alma a engrandecer nuestra ciudad.

Para la ocasión, me gustaría rescatar estas palabras de Mahatma Gandhi: “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”, y sin lugar a duda la Constitución de 1978 fue una gran victoria para todos los españoles. Fue el resultado de un esfuerzo común que rompió con una larga tradición de reproches y ataques de unos contra otros para lograr un único objetivo: conseguir la paz y el entendimiento entre los españoles.

Con ello, permitimos que un poder democrático gobierne a cambio de que se respete nuestra libertad y nuestra dignidad. Porque para que una sociedad sea libre, deben ser libres también todos y cada uno de sus ciudadanos.
Hoy celebramos 39 años de éxito colectivo y de compromiso común, lo que nos ha permitido en estos años alcanzar niveles de progreso que, sin duda sin ese acuerdo, nunca se hubieran conseguido.
Pero además hoy queremos reconocer, al igual que lo hacemos con nuestros dirigentes del pasado, el esfuerzo, la dedicación y el trabajo tanto de un colectivo como de unos villeneros, que con su trabajo y tesón han engrandecido nuestra ciudad y, sobre todo, la han enriquecido a nivel social y cultural.

Y es que las personas necesitamos guías para construir nuestro propio camino. Cuando no tenemos referentes acostumbramos a perdernos, pues los caminos son confusos y a veces, seguir la estela de una pisada fuerte puede ser la única forma de vencer al extravío y seguir avanzando por el camino correcto. Gracias a los galardonados por ser nuestros guías.

***
Intervenciones…
ISABEL MICÓ FORTE (PSOE) y SANDRA MORENO CUENCA (PSOE)
Sr. Alcalde, compañeros y compañeras de corporación, D. Cesar López Hurtado, Beni, Placido, presidentes de las comparsas de Moros viejos y Cristianos, Familia de D. Miguel Flor Amat, D. Isidro Gosalbez Azar y familia, público en general, muy buenos días.
De nuevo un 6 de diciembre nos volvemos a convocar en este salón de plenos para aunar en un acto el reconocimiento a las actitudes ciudadanas ejemplares y a la ratificación por referéndum de nuestra carta magna en el año 1978.
Puede que de todos los años desde que el ayuntamiento de Villena retomó este acto del día de la constitución, sea en este 2017 en el que más se ha hablado, opinado, debatido, discutido e incluso descubierto sobre nuestra norma suprema y como no, sobre el tan nombrado art. 155. Desde el PSOE al que represento en este momento, consideramos que queda muy alejada de nuestra competencia como concejales y concejalas traer a debate en esta celebración su transcendental aplicación, las consecuencias presentes y futuras derivadas de esta acción, lo procedente o improcedente de ella o el análisis de las grandes líneas de política de estado, pues creemos que los posicionamientos que puedan aportar líneas de debate positivas y constructivas deben de estar sustentados sobre datos fidedignos, y desde luego sobre esta cuestión se han vertido grandes cantidades de información tergiversada y de parte que han impedido el dialogo sosegado y sensato que toda sociedad democrática debe de anteponer a los acaloramientos sentimentales y a los silencios mal intencionados.

Pero como hoy lo que celebramos es nuestra decisión firme como españoles y españolas de constituirnos como una sociedad democrática bajo el paraguas de una nueva Constitución, no entraremos en controversias sobre la aplicación de uno de sus preceptos a raíz de la excepcional situación política a nivel nacional tras la tensión generada desde Cataluña. Pero si queremos poner de manifiesto que gracias a estos hechos muchos ciudadanos y ciudadanas han podido saber algo más acerca de este pequeño librito, que dice ser la CE de 1978.
Muchos ciudadanos y ciudadanas han descubierto durante estos meses de protagonismo mediático de nuestra última carta marga, que su articulado llega como mínimo hasta los 155 , pero no toda la ciudadanía conoce que su extensión real es de 169 artículos, distribuidos en 10 títulos, con sus correspondientes capítulos cada uno de ellos.
Esta situación de “popularidad” de nuestra Constitución, ha servido para que muchas personas hayan mirando más allá de su forma tangible de páginas escritas y ha puesto de manifiesto que esos 169 preceptos constitucionales son algo más que letras sobre papel, comprobando que en ocasiones lo abstracto de muchos de sus mandato, puede tomar cuerpo real e intervenir llegado el momento.
Recorriendo los artículos constitucionales que va mas allá de una simple declaración de intenciones y que vinculan a su cumplimiento tanto a los ciudadanos como a los poderes públicos, vemos reflejados nuestros derechos fundamentales, las garantías y libertades que obligan al estado y a sus distintos mecanismos a cumplir con su labor de “in vigilando” , también entre sus líneas se establecen los principios rectores de la política social y económica que se aplica en nuestro país, los de la corona, los de las cortes generales, del gobierno y de la administración, los de la relación entre ellos, los del poder judicial, lo que hablan sobre la economía y la hacienda pública, sobre la organización territorial del estado, así como los referentes al tribunal constitucional , y estable los mecanismos necesarios para reformar la propia constitución.
Un texto, que lleva implícito entre sus líneas y detrás de sus tecnicismo, toda una forma de entender la sociedad que quisimos ser tras 50 años de dictadura, una sociedad integradora y con posibilidades reales de avanzar y de ser aceptada por otros países que en 1978 nos llevaban mucha ventaja democrática. Pero debemos de reflexionar sobre la realidad de que esa fotografía social que refleja nuestra actual constitución es hoy en día una fotografía en blanco y negro que necesita de ser revelada en color. Que necesita incorporar a sus líneas moduladoras y de equilibrio, nuevos matices que hagan posible su adaptación a las necesidades que demandan las sociedades de progreso como es la sociedad Española actual.
En este día 6 de diciembre desde el PSOE de Villena, consideramos que reconocer la necesidad de su modificación no es más que una muestra de que la seguimos necesitando para afianzar nuestra andadura democrática, pero la necesitamos renovada y adecuada a la realidad actual y marcando hacia donde queremos seguir avanzando ante los nuevos desafíos medioambientales, estructurales e identitarios a los que nos enfrentamos. Pero sin olvidar que gracias a la situación de estabilidad que nos proporcionó su aplicación hoy somos el país que somos.
Posiblemente, y es solo una apreciación desde el corto plazo que impide una reflexión pausada, la convulsión que ha supuesto el uso del art. 155, que no deja de ser una herramienta de protección instalada dentro de la constitución para ser usada llegado el momento, no habría sido la misma si durante estos 39 años se hubiesen realizado sobre el texto labores de mantenimiento puntuales a modo de pequeñas reparaciones de puesta a punto, para ir adaptándola paulatinamente al avance de la sociedad que protege, una sociedad que pide cada día con mayor intensidad que su voz sea tenida en cuenta.
Es por ello, que consideramos tan recomendable, que desde las administraciones públicas, en este caso la administración local, haya momentos para el reconocimiento hacia las labores realizadas por sus ciudadanos y ciudadanas en pro de su la comunidad, de ese bien común que ayuda a crece, que impulsa el avance y que es tan necesario para la convivencia generosa y desinteresada.

D. Cesar López Hurtado, arradaca de Oro a título individual en 2017, es al igual que sus antecesores y antecesora un ejemplo de esa actitud desprendida, que es en definitiva una aportación a todas la personas que habitamos esta hermosa ciudad. Cesar, a caminado en su andadura de las letras desde los avatares de la Plaza de Toros hasta el periodismo en nuestra ciudad, ha ido desde el descubrimiento del linaje de Ambrosio Cotes a la construcción de la Villena Roja durante la última guerra civil española. También ha pivotado desde numerosos artículos de prensa militar, histórica, o sobre el movimiento obrero, hasta su última publicación sobre la Memoria del Poder municipal durante los últimos siete siglos. Personas como Cesar, que como otros muchos, bebió de la fuente del ilustre José María Soler, representan a través de esa dedicación a descubrir orígenes y situaciones de su ciudad natal, a ese tipo de personas generosas para con sus convecinos, a los cuales proporciona un conocimiento imprescindible como es ese conocimiento histórico que da perspectiva para saber de dónde venimos y sobre todo, para poder retener en nuestra memoria que si bien es cierto que el modelo democrático no es perfecto, es sin duda el mejor de los modelos para igualar a las personas.
Y que voy a decir yo de las comparsas de Moros Viejos y Cristianos las comparsas fundadoras de la más profunda de nuestras tradiciones, estoy muy, muy feliz, de poder ser parte de este premio de arracada colectiva. Desde el partido al que represente estamos muy satisfechos de haber pues de nuevo en manos de personas y de entidades representativas de nuestras fiestas de Moros y Cristianos un galardón que sirva para reconocer y recordar desde un ámbito distinto al mundo festero, la gran aportación social, que hacen las 14 comparsas de nuestra ciudad a la concordia y la convivencia de sus habitantes. Durante este año 2017 dos de ellas han celebrado el 175 aniversario de su creación, siendo esto un hecho que no puede pasar desapercibido en el devenir de nuestra historia, pues posiblemente las sitúe, al lado de la Junta de la Virgen, como dos de las asociaciones más longevas de nuestra ciudad. Siendo desde su origen y hasta la fecha, agrupaciones de personas que en torno al sentimiento de amor hondo y profundo por las fiestas de Villena han mantenido a pesar de los muchos avatares del recorrido de la vida, su actividad cultural de unión entre personas dentro del ambiente que proporcionan las relaciones festeras, esas relaciones limpias de ideologías política y de creencias religiosas. Moros viejos y Cristianos han creando y manteniendo a lo largo de todos estos años espacios de distracción, de evasión y felicidad mas allá de los 5 días de Septiembre, ha contribuido con un plus de participación festera, a la divulgación y conservación, a través de las representaciones, de dos textos históricos como son los de las embajadas y la conversión. Vuestra historia, Moros Viejos y Cristianos, ha sido compartida con todos nosotros y todas nosotras, socios o no, durante este año y además habéis sido ejemplo de lo que realmente representa el sentimiento de hermandad que la esfera festera propicia a sus participantes, pues estas celebraciones ha sido llevadas a cabo de forma conjunta demostrando que los vínculos de unión que se entrelazan al escuchar esos los pasodobles que hacen salir a las niñas al balcón y que ponen plumas al viento al desfilar, van más allá de los protagonismos singulares, demostrando que la unidad festera es fuerte y arraigada y que crece a través de estas actitudes de cohesión que la hace más grandes cada día.
Gracias a Cesar por poner luz a tanta historia escondida entre polvorientas estanterías o en archivos históricos a la espera de ser descubierta. Gracias a los moros viejos y cristianos, por mantener viva vuestro recorrido histórico y nuestra identidad como ciudad, y por el modo de celebrar el 175 aniversario, que ha sido muestra de lo hermoso del sentimiento festero y lo importante de su presencia en Villena. Os animamos a seguir con vuestras labores, Enhorabuena y de nuevo gracias.

SANDRA MORENO CUENCA (PSOE)
Muy buenos días, señoras y señores. Celebrar todos los lazos que nos unen como sociedad, como pueblo, es, probablemente, la mejor excusa y motivo para reunirnos. Y aprovecharlo para agradecer y reconocer el papel que muchos han jugado y juegan en nuestra ciudad, parece una estupenda idea.
Memoria y educación son dos de los principales cimientos sobre los que debe edificarse nuestra sociedad. Educar, formar, y sus complementarios aprender y comprender, son verbos que conjugamos de pequeños, y que nunca deberíamos olvidar. Responsabilidad de los mayores es transmitir ese inmenso legado que recibieron de sus predecesores. Y obligación, no solo moral de la juventud es empaparse, adueñarse de todo ese acervo, custodiarlo y ampliarlo hacia todos esos nuevos horizontes que el mañana nos ofrece. Como un árbol que despliega sus ramas hacia el cielo.
Los recuerdos nutren a nuestra ciudad como la tierra a las raíces de ese mismo árbol. Es el privilegiado tesoro, la Memoria, que el tiempo regala a sus alumnos. Quizá sin valor material, algo extraño en una sociedad donde todo se compra y se vende, pero de tal importancia, que forma parte de la misma esencia de nuestra ciudad. Somos quienes somos y somos lo que somos, porque antes fuimos, y aun antes, fueron.

Nuestros homenajeados, Don Miguel Flor, en paz descanse, y Don Isidro Gosalbez son referentes en estas dos materias de las que hablaba. Si Miguel nos regaló la memoria impresa en pequeños trozos de papel, Isidro fue uno de los primeros profesores de Formación Profesional de la Ciudad.
El destino, siempre caprichoso, ha querido que hoy rindamos homenaje a la memoria de Miguel Flor. Sin embargo, es a través de sus ojos como accedemos a nuestra memoria. Viendo lo que él vio, vemos lo que fuimos. Aunque ya no le tengamos entre nosotros, nunca dejaremos de ver a través de esa mirada suya, tan limpia, Desde aquí nuestro afecto, nuestro cariño y nuestro más que merecido reconocimiento.
Po otro lado, D. Isidro Gosálbez Aznar reúne en su persona méritos más que suficientes para que la ciudad se los reconozca debidamente. Comprendiendo la importancia de una buena formación, impartió clases de forma altruista para muchos estudiantes de nuestra ciudad, y fue precursor de la Formación Profesional en Villena. Su implicación e impulso en la recuperación del barrio del Rabal, y de la Ermita de San José, del cual como vecina le doy las gracias, su maravillosa colaboración, desinteresada, con la Junta Central de Fiestas de Moros y cristianos de Villena con sus grabaciones….
Motivos sobran, bastan razones para que, en un día como hoy, Villena diga con voz clara, que está muy orgullosa de sus hijos. Somos una Ciudad viva, activa, inquieta. Igual que villeneros y villeneras. En nuestras calles camina un enorme potencial. Nuestras aulas están formando a varias generaciones que nos llevarán aún más lejos. Nuestras fábricas crean productos de calidad, y nuestra tierra nos regala alimentos y agua envidiables. Nuestras fiestas y nuestra cultura son punto de referencia a nivel nacional. Vivimos una edad dorada, en la que solidaridad, esfuerzo, e ilusión van unidas para hacer de Villena una ciudad mejor.
Como representantes públicos debemos mirarnos en el espejo de nuestra ciudadanía, de hombres y mujeres que, como Miguel Flor e Isidro Gosalbez, ponen su granito de arena para hacer de nuestra ciudad, un sitio un poquito mejor.
Tenemos la obligación de asumir las responsabilidades que conllevan estos cargos y, poniendo el interés general por encima de cualquier consideración, dejarnos la piel para cumplir con Villena, dignificando, así, el trabajo de tantos otros, que día a día, nos muestran el camino a seguir.
Termino, Señoras y Señores, con el más sincero agradecimiento y reconocimiento del Partido Socialista de VIllena a estos dos referentes, como son Miguel Flor Amat e Isidro Gosalbez Aznar.
Gracias y Enhorabuena.

***

Intervención…
MIGUEL ANGEL SALGUERO (PP)

Señor Alcalde, compañeras y compañeros de corporación, Estimada Regidora Mayor, D. César López, representantes y miembros de las comparsas de Moros Viejos y Cristianos, D. Isidro Gosálbez, familia de D. Miguel Flor, buenos días.
El 6 de Diciembre, elegido por nuestro ayuntamiento para agradecer y reconocer el esfuerzo y dedicación de personas y entidades que con sus logros ofrecen un estímulo para la superación colectiva, es un gran día dentro del calendario festivo de nuestro País; celebramos y conmemoramos el aniversario de nuestra Constitución. Carta Magna que nace en 1978 con el consenso y la unidad de todas las fuerzas políticas, con el apoyo de la sociedad española, siendo un gran hito histórico dirigido a conseguir unidad, la paz y el entendimiento entre todos los españoles, se creó con la vocación de perpetuidad, consiguiendo a su vez un gran pacto social sobre todas las grandes cuestiones políticas de nuestro país, dotando a la sociedad española de un marco de convivencia y una herramienta efectiva para alcanzar soluciones a conflictos del pasado, presentes y futuros; sin imposiciones ni exclusiones, creando el paraguas protector que garantiza nuestros derechos y libertades.
La Constitución de 1978, fue fruto del dialogo, del consenso y la renuncia bien entendida por parte de todos, aplicando las reglas de juego de la democracia, donde por primera vez todos los españoles teníamos cabida, basándonos en la concordia, el dialogo y la lealtad al espíritu constitucional, consiguiendo una España libre, tolerante, de bienestar, prosperidad y futuro.
Aunque ahora algunos, quieren hacernos creer que la solución a todos nuestros problemas pasa, no por su reforma y adaptación, sino por la elaboración de una nueva, esta Constitución, con sus principios inspiradores, libertades, derechos y obligaciones, nos ha dado el mayor periodo de bienestar de nuestra Historia, de estabilidad, de crecimiento, avance y desarrollo social.
Pero la importancia de la Constitución, adquiere su máximo esplendor, y llegamos a entender su verdadero alcance, cuando analizamos y estudiamos la Historia de España, incluso el periodo constitucional que se inicia el siglo diecinueve, esos cambios constantes, esos periodos de inestabilidad, de retroceso, de interminable repetición de errores, de repetición de la historia. Nuestra Constitución, que es de todos, no de un partido, ni de dos, de todos, que ha permitido que este periodo sea el más fructífero de nuestra nación. Por eso, de vez en cuando conviene recordar qué pasó antes para contemplar la verdadera grandeza, y entender el significado de la Constitución de 1978. Pero para poder recordar, primero debemos conocer.
Decía Marco Tulio Cicerón que “no saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños”. Efectivamente, el que no conoce su historia, está condenado a repetirla; el que no conoce su historia es un niño que se equivoca una y otra vez, por inexperiencia y por desconocimiento. La Historia nos enseña cómo debemos actuar frente determinadas situaciones; porque ya hay gente que se ha enfrentado antes a lo que nos enfrentamos y afrontamos nosotros, y ya ha razonado, debatido y analizado un problema; porque podemos aprender de los errores de nuestros antepasados y no volver a cometerlos. Porque, como escribía Jacinto Benavente, “una cosa es continuar la historia y otra repetirla”.
Ahí radica la importancia de los historiadores que nos ayudan a no repetir la historia, y si a continuarla. Dan a conocer a la Comunidad aquello que ha quedado enterrado en el tiempo, y que tal vez pueda ser olvidado. Así pues, Cesar realiza una encomiable labor, un trabajo callado, que va mucho más allá de lo que vemos materializado en sus libros; un trabajo complejo, de investigación de materiales, que no siempre son fáciles de acceder, materiales que pertenecen a otras épocas, muchos de los cuales se han perdido, están en mal estado de conservación o son privados, un trabajo constante, diligente y paciente, al alcance de muy pocos, que nos aporta luz sobre determinados periodos oscuros.
Pero además de eso, de la construcción de la Historia, también juega un papel fundamental para conocer la verdadera identidad cultural de nuestro pueblo. Cómo vivíamos, cuales eran y son nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestros valores, nuestros símbolos y creencias; en definitiva, que es aquello que nos diferencia y nos distingue de los demás. Que nos hace únicos.
La identidad de un pueblo no se puede definir solo como esencia, sino como proceso. Y en ese proceso de formación de nuestra historia e identidad, juega un papel fundamental nuestras fiestas de Moros y Cristianos, hasta tal punto, que no podría entenderse sin ellas. Y por supuesto sin los origenes de la fiesta, sin las comparsas de Moros Viejos y Cristianos. La historia reciente de nuestra ciudad va ligada a la historia de las Fiestas de Amoros y Cristianos. Una historia, la suya, que igual que la de nuestra ciudad, ha tenido momentos fáciles de crecimiento, pero sobretodo, una constante lucha, esfuerzo y dedicación para seguir creciendo y salir adelante. Si algo nos han demostrado durante toda su andadura, y también este año, es la templanza y el saber estar ante situaciones adversas y el afán de superación, trabajo y desprendimiento para con los demás y su ciudad. Sin estas notas características, no habría sido posible llegar hasta aquí, y mucho menos hacer de la Fiestas de Villena, unas fiestas sociales, en las que la mayoría de la población participa, de un modo u otro, en ellas.
Este año, además de la entrega de la Arracada de Oro, reconocemos y sobretodo, agradecemos, el trabajo que en pro de nuestra ciudad han realizado D. Isidro Gosálbez, y D. Miguel Flor. Hablaba de identidad cultural, de Fiestas de Moros y Cristianos y de Historia, y la verdad es que ambos han tenido relación de un modo u otro con ello. No en vano, D. Isidro ha aportado durante muchos años a la Junta Central de Fiestas, como componente que ha sido de ella, según tengo entendido, imágenes de las fiestas, mostrándonos a través de su objetivo como entendía, vivía y sentía las fiestas, sus costumbres, gastronomía, etc. Contribuyendo al rico patrimonio filmográfico de nuestra cultura. Del mismo modo, D. Miguel Flor ha contribuido a aumentar ese patrimonio, pero quiero destacar una de sus fotografías, que más que una fotografía, es un regalo. Y esa es primera imagen del tesoro, con D. José María Soler. Vale más una imagen que mil palabras, y este caso, siempre que hablemos del tesoro, de su descubrimiento, acudirá esa imagen en nuestra memoria. En cierto modo, D. Miguel Flor ha puesto su sello inmortal en la Historia de nuestra ciudad. Sé que me dejo cosas en el tintero, muchísimas, especialmente la relación entre D. Isidro Gosálbez y la formación profesional, pero como ahora se va a leer sus currículum, tampoco tiene mucho sentido que yo lo haga por partido doble.
A los galardonados os pedimos que sigáis haciendo lo que siempre os ha distinguido y caracterizado: esfuerzo, pasión y capacidad de trabajo para seguir consiguiendo retos y metas importantes, no en vuestro propio beneficio, sino en el de nuestra ciudad; luchando, defendiendo y poniendo en conocimiento y valor nuestra historia, nuestro rico patrimonio y nuestra diversidad cultural.
Enhorabuena y muchas gracias.
***

Intervención…
MERCEDES MENOR CÉSPEDES (VERDES)

Vecinas, vecinos, Sr César López, representantes de las comparsas de Moros Viejos y Cristianos, D. Isidro Gosálbez, Familiares de D. Miguel Flor Amat, compañeras y compañeros de corporación, Laura, regidora mayor, Sr Alcalde
En el día de hoy conmemoramos, la aprobación en referéndum de la Constitución Española. Tal día como hoy, hace 39 años, las urnas ratificaron la propuesta constitucional y empezamos una nueva andadura en democracia tras casi cuarenta años de dictadura. Basta con comparar los resultados de ambos periodos para comprobar cuán acertado fue para nuestro país dar ese paso. Pese a la inexperiencia, las incertidumbres y los riesgos de involución; pese a la existencia de unas estructuras diseñadas para servir al régimen franquista, nuestra democracia se ha asentado sólidamente, y resulta muy difícil siquiera imaginar otro modelo de gobierno para nuestro país. La Carta Magna tiene encomendada la misión de ser el garante último de nuestra democracia, y debe cumplir esta función con especial esmero y total transparencia. Pero no menos importante es el deber de ser fiel reflejo de la sociedad a la que ha de proteger. Es pues necesario que la Constitución sea capaz de actuar, pero también de escuchar.

En este año que estamos a punto de acabar se han producido acontecimientos que sin duda van a marcar nuestro devenir futuro. Si en el año anterior el fin del bipartidismo, el Brexit o la elección de Trump fueron los hitos que marcaron la actualidad política, este año todos los focos se han orientado hacia el conflicto catalán, que ha monopolizado la información y los debates políticos de los últimos meses. Sin duda ha sido una dura prueba para todas instituciones encargadas de garantizar la convivencia y el bienestar de la población.
Ante el estrepitoso fracaso de la política para resolver este conflicto, la responsabilidad de ordenar el caos generado ha recaído en los poderes judiciales, quienes han optado por usar todas las herramientas jurídicas a su disposición para reconducir la situación. Pero el fracaso no es solo ese, también se le ha fallado a la ciudadanía, ya que el monotema de la cuestión catalana tiene prácticamente paralizado el país, haciendo de cortina de humo en unos casos (como ocurre con la corrupción), o sacando de la agenda política cuestiones tan básicas como los recortes, las pensiones, la justicia social, la lucha contra el fraude o la creciente desigualdad entre ricos y pobres.
Se viene confirmando así la necesidad de abrir una reforma constitucional pero se siguen poniendo las tintas es los aspectos institucionales (estado, monarquía, autonomías, nacionalidades) olvidándonos una vez más de las personas y del medioambiente que las cobija. Pues nuestra Constitución está cargada de intenciones que no quedan garantizadas.
Para empezar el art 1, el que nos define como estado social y de derecho, habla de igualdad, mientras la brecha social aumenta. El art 2 dice evitar la discriminación por sexo pero la realidad es tozuda Tasa de paro de las mujeres sigue siendo considerablemente mayor a la de los Hombres.
En el artículo 20 “se reconocen y protegen los derechos” a la libertad de expresión… pero la ley mordaza aplica lo contrario. Habla el art 31 de un sistema tributario justo y la progresividad fiscal y ésta se incumple de modo sistemático.
Nos encontramos en el art 35 con el derecho al trabajo, mientras 1.193.900 hogares tienen a todos sus miembros en paro, El artículo 47: sobre el derecho a disfrutar de una vivienda digna mientras se mantiene la infravivienda y en el segundo trimestre de este año se han producido en casi 17.ooo desahucios. El art 48 habla de promover la participación de la juventud, mientras que la tasa de paro entre los jóvenes de hasta 20 años es del 50,5%, según la última EPA.
Y podríamos seguir
Otro señalamiento especialmente grave que hemos de hacer es que las mujeres no están en la Constitución como sujetos políticos y, por lo tanto, como ciudadanas de pleno derecho. En un texto marcado por un lenguaje androcéntrico y por tanto excluyente, las mujeres solo aparecen en cuanto esposas –art. 32– o en cuanto madres; art. 39. El cambio constitucional debería incorporar el género de manera transversal y principal, de forma que tanto en la parte orgánica como en la dogmática se evidencie que una democracia es la suma de los ciudadanos y las ciudadanas.
Tampoco parece que nuestra Constitución, garante por otro lado de tantísimos avances a lo largo de estos casi cuarenta años, se encuentre en condiciones de asegurar una respuesta útil en cuestiones como el cambio climático, la justicia social y la lucha contra la desigualdad, la erradicación de la corrupción y del fraude, la solidaridad interna y externa, la protección animal y medioambiental, el cuidado de nuestros mayores y la garantía de unas pensiones justas, la gestión sostenible de los recursos hídricos, la energía o los residuos… Tantas y tantas cuestiones que en 1978 no se contemplaron y que ahora se han convertido en cuestiones ineludibles y urgentes.
Necesitamos una Constitución que garantice la convivencia en un marco legal justo, solidario y sostenible.
Ante esta idea legalista, jurista o administrativa de una Constitución, queremos presentar una propuesta viva y experiencial, la de la gente de la calle, la de la asociación popular, la de la entrega a su pueblo. La de las personas y colectivos que hoy homenajeamos. La comparsa de Moros viejos y cristianos en su 175 aniversario que ha sido modelo de evolución a la vez de respeto a las tradiciones, la D. César López, incansable investigador y conocedor de nuestra historia, la de D. Isidro Gosálbez entusiasta vecino, formador de profesionales y fotógrafo, la de D. Miguel Flor, memoria gráfica de nuestra ciudad.
A todos ello queremos dar la enhorabuena agradeciendo su trabajo y entrega por nuestra ciudad.

Oídas las intervenciones de los portavoces municipales, llega el momento de hacer entrega de las distinciones.

Ciudadano Ejemplar del año 2017, Sr. D. Cesar López Hurtado. Le hace entrega de la Arracada de Oro, el Alcalde, Sr. Francisco Javier Esquembre.

Intervención D. Cesar López Hurtado
Sr. alcalde, miembros de la corporación municipal, amigos, y vecinos de Villena. Muy buenos días y un cordial saludo.
En primer lugar, quiero dar las gracias al jurado por haber premiado mi candidatura a la concesión de la Arracada de Oro 2017 a título individual. Propuesta presentada por el Foro Cultural El Salicornio, a cuyos componentes, uno a uno, envío un abrazo y mi gratitud.

Asimismo, agradezco de manera muy afectuosa a las numerosas asociaciones, entidades y empresas de la ciudad, el refrendo que me han proporcionado para impulsar esta concesión. Al igual que a todas las personas que me han ofrecido de manera individual su respaldo incondicional al tener conocimiento de mi nominación. Agradecimiento que hago extensivo a mi peña de amigos “El Cotarro”.

Mi enhorabuena a los presidentes y socios de las comparsas de Moros Viejos y Cristianos por haber obtenido también el galardón de la Arracada de Oro en su categoría colectiva, precisamente por cumplir este año el 175 aniversario desde su fundación y participación en las fiestas en honor de Nuestra Señora de las Virtudes.
De igual modo quiero felicitar a la familia de Miguel Flor Amat, tristemente fallecido el pasado 22 de noviembre, que como “reportero de la Historia” tanto contribuyó a la memoria gráfica de nuestro pueblo, dejando constancia visual de multitud de aspectos de la cultura popular villenense. Y a Isidro Gosálvez Aznar, quien fuera uno de los primeros profesores de formación profesional en Villena desde los salones parroquiales de Santiago, quién también ha hecho mucho por la memoria gráfica referida a las fiestas de Moros y Cristianos. Muy dignos merecedores ambos del “Diploma de la ciudad” con el que como premio a su trayectoria personal son distinguidos hoy.
La concesión de la Arracada de Oro de la ciudad supone para mí un gran honor, que acepto y agradezco de corazón por tratarse de un premio que se me concede como reconocimiento a mi dedicación a la investigación de la historia de Villena, ciudad que me vio nacer y crecer y a la que tanto quiero.
Pasen días y pasen años la Arracada de Oro siempre será para mí símbolo de unos sentimientos y un afecto hacia mi pueblo que no olvidaré.
No quiero dejar de señalar desde aquí que este premio que hoy recibo del M. I. Ayuntamiento de la ciudad, es también un premio y un abrazo para quién fue mi mujer, y que hoy desde el cielo estará siguiendo muy complacida este acto.

Solo añadir a estas palabras que los fulgurantes destellos que encendieron mi vocación por el estudio de la historia de nuestro pueblo vienen de los ilustres villenenses José María Soler García y Sebastián García Martínez cuyo magisterio tuve la suerte de disfrutar muy de cerca. Ellos con su cercanía y amistad, con su ejemplo, me llevaron a admirar su trabajo como historiadores, su voluntad y constancia a toda prueba para llevar a cabo su obra, y, sobre todo, a quedar deslumbrado por la perseverancia y el rigor con el que cada uno de ellos acometió la resolución de los compendios históricos que publicaron con resultados tan brillantes.
Como anécdota, y para terminar, diré, que mis inicios en la investigación sobre la historia de Villena comenzaron, hacia los dieciocho años, en mis noches de asistencia a las vigilias mensuales de la Adoración Nocturna en la parroquia de Santa María. Aunque nunca he podido saber si mi concurrencia a estas funciones religiosas era debida a un devoto fervor o a que el cura de Santa María, una vez cumplido mi turno de vela ante el sagrario y haber rezado mis oraciones, me facilitaba para todo el resto de la noche la llave del despacho parroquial, para poder consultar los libros parroquiales que se custodiaban en su archivo para realizar la genealogía de Ruperto Chapí como me había propuesto.
A través de aquellas búsquedas descubrí la naturaleza francesa de los antepasados del compositor, que provenían de Lyón, entre otras notables primicias. Así como las raíces villenenses del también compositor del siglo XVI Ambrosio Cotes.
Y lo más importante comencé a tomar cariño a aquellos antiguos documentos cuya caligrafía apenas entendía.
No me voy a extender más. Gracias por vuestra generosidad apoyando este premio, gracias a mis hijos que siempre siguen muy atentamente mis trabajos, y como he dicho antes, un recuerdo muy emocionado para mi mujer que hoy, agradecida al pueblo de Villena, nos contempla desde el cielo.
Buenos días.

***

Arracada de Oro 2017, en la modalidad de Asociación ejemplar, para las comparsas de Moros Viejos y Cristianos. Hace entrega de la distinción el Alcalde, Sr. Fco. Javier Esquembre.

Intervención Comparsas de Moros Viejos y Cristianos
MOROS VIEJOS – Benigno Aroca Sánchez
Sr. Alcalde, autoridades municipales y festeras, estimado público asistente, amigos todos. Buenos Días

Lo primero felicitar a todos por el aniversario de nuestra constitución, ratificada la misma tal día como hoy 39 años atrás.
Felicitar al escritor e historiador César López Hurtado por su merecida distinción a título individual de la Arracada de Oro 2017.

Dar las gracias a Rosario Fernández García por la gran labor realizada altruistamente y desinteresada por la preparación para dicha solicitud que todavía sigo sin entender de donde sacaba el tiempo con el exceso de trabajo que tenía con otros temas que estaba llevando a cabo. Gracias Rosario.
Felicitar a la Comparsa de Cristianos que este año hemos andado de la mano durante esta bonita singladura y ello ha provocado que hayamos tenido retos, satisfacciones y frutos inmejorables. Gracias Plácido.
Felicitar a los componentes de las restantes candidaturas presentadas, también merecedoras de este galardón.

Doy las gracias al Muy Ilustre Ayuntamiento de Villena y a las Concejalías implicadas, por la concesión de la distinción Arracada de Oro 2017 que se nos ha otorgado a las dos Asociaciones decanas de nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, como son las comparsas de Moros Viejos y comparsa de Cristianos, todo ello como reconocimiento ejemplar a la labor efectuada durante este año tan intenso e importante para ambas asociaciones en la conmemoración del Aniversario de estos documentados últimos 175 años, durante el cual se han llevado a cabo acontecimientos dentro de las distintas áreas culturales, artísticas, sociales, festeras, solidarias… y un largo etc.
Con ello hemos querido engrandecer a nuestra ciudad dentro del compendio de nuestras fiestas patronales sumando con un granito de arena con vistas al exterior y con ello intentar potenciar el nombre de nuestro pueblo tan referente y respetado para otras poblaciones dentro del ámbito festero.
Para finalizar simplemente añadir que me siento honrado de haber sido participe de dicha efeméride.
Gracias, buenos días.

***

CRISTIANOS – Plácido Galvañ San Juan
Señor alcalde, corporación municipal y asistentes todos a este acto institucional que año tras año pone en valor la vida cultural y social de nuestra ciudad.
Permítanme en primer lugar dar la enhorabuena al galardonado en el apartado individual D. Cesar López Hurtado, hombre comprometido con su tiempo y con una vida dedicada tanto personal como profesionalmente al servicio de la comunidad.
Enhorabuena de igual manera a nuestros compañeros de viaje, la comparsa de Moros Viejos que en este año con tanta ilusión han puesto en escena una conmemoración que va más allá de lo meramente superfluo y festivo, esta ha sido la conmemoración de la vertebración de una sociedad durante los últimos 175 años, el transcurrir de tres siglos diferentes en el que hombres y mujeres se han identificado de una forma determinada en sus creencias religiosas y sociales, festivas e incluso económicas, en esta tierra de contrastes, de cruce de caminos nuestra fiesta nos ha dotado de algunas de las señas de identidad más reconocibles y propias dentro del levante Español.

Hoy hablamos de fiestas, pero con esta pieza representativa del tesoro de Villena se unen pasado y presente de la historia de una ciudad orgullosa de su legado, de la edad del bronce a la actualidad Villena a escrito con letras de oro su devenir histórico con personajes de la talla de: Joaquín María López, Ruperto Chapí, Navarro Santa Fe o el mismo José María Soler, y como no de instituciones y asociaciones como en este caso las comparsas de Moros Viejos y Cristianos, decir Villena es decir Marquesado, Castillo de la Atalaya, La Morenica, decir Villena es decir el cabezo redondo y la laguna, Teatro Chapí o sus casas modernistas, decir Villena es ensalzar nuestras raíces gastronómicas y un vocabulario propio que identifica bien a las claras la riqueza histórica de una tierra que es la nuestra, la de esta comparsa de Cristianos, que humildemente hoy represento y en su nombre agradezco, sabedor de los méritos que otras muchas asociaciones locales acumulan para ser merecedoras de este galardón.

Consciente de ello me gustaría acabar con una frase de (Henry Ford): Reunirse es un comienzo, permanecer juntos es un progreso; trabajar juntos es el éxito.
La comparsa de cristianos siempre estará dispuesta a trabajar juntos por Villena. Muchas gracias a todos.

***

A continuación vamos a proceder, a la entrega de dos Diplomas de servicios distinguidos a la Ciudad. Estos dos Diplomas recaen en dos ciudadanos villenenses que durante toda su vida han mostrado un amor especial por su ciudad y han trabajado por el bien común de todos sus vecinos.
MIGUEL FLOR AMAT
Con especial emoción por su reciente fallecimiento dedicamos unas palabras a don Miguel Amat a la hora de hacer entrega del diploma de Servicios Distinguidos a la ciudad. Como hombre autodidacta y polifacético cultivó distintas disciplinas artísticas y humanísticas: pintura, teatro, diseño, restauración, fotografía…
Nacido en Villena en 1932 fue amante de su ciudad y supo el permanecer siempre atento a la realidad local y dispuesto a contribuir a su mejora. Conocimos un Miguel actor que supo sobre las tablas de diversos escenarios representar maravillosamente a personajes de la Zarzuela española.
Tenemos el recuerdo y la presencia del Miguel Flor fotógrafo que deja para la historia constancia de momentos irrepetibles. Sabemos del Miguel amante de la arqueología, eterno acompañante de don José María Soler. Contamos con el apoyo constante a nuestro querido paisano y la oportuna foto de aquel hermoso descubrimiento qué tanto marcó la historia de Villena.

Miguel flor llevaba más de medio siglo fotografiando calles, edificios monumentos, momentos y gentes de la ciudad que le vio nacer. Se convirtió en el cronista gráfico de Villena casi sin quererlo. Con 80 años a su espalda todavía llevaba una cámara, eso sí, ya digital, para inmortalizar cualquier imprevisto y de todo tipo tenemos entre sus imágenes. Su colección particular de más de 5000 instantáneas es una inmersión enorme en la historia de nuestra querida Villena.
Entre muchos aportes su capacidad para revivir escenas cotidianas de la ciudad durante el pasado siglo le hacen merecedor del reconocimiento de su ciudad y todo nuestro agradecimiento.
Miguel Flor un amante de Villena, prestó su colaboración y conocimiento a todas aquellas personas que le pidieron ayuda o consejo Muy Ilustre Ayuntamiento incluido. Hoy que la memoria y el agradecimiento nos une podemos reconocer que su trabajo y su vida forma parte de la memoria de nuestra ciudad.

Procedemos a hacer entrega del Diploma de servicios distinguidos a D. Miguel Flor Amat, que en Paz descanse, recoge el mismo, su hijo Francisco Flor. Hace entrega de la distinción el Alcalde Fco. Javier Esquembre.

Procedemos a hacer entrega del Diploma de servicios distinguidos a D. Isidro Gosálbez Aznar. Hace entrega de la distinción el Alcalde Fco. Javier Esquembre.

Señoras y señores, para concluir el acto, interviene el Alcalde de la Ciudad de Villena, Sr. D. Francisco Javier Esquembre Menor.

Vecinas, vecinos, compañeros/s de corporación, D. César López, miembros de las comparsas de cristianos y moros viejos, familiares y amistades de D. Isidro Gosálbez y de D. Miguel Flor… Un saludo cordial.
Hoy, entre el reconocimiento al valor de una norma magna que nos iguala y permite avanzar, relucen las personas y grupos que hacen de su vida un continuo regalo para su gente cercana y para toda Villena.

Celebramos hoy el aniversario de nuestra Constitución, y más allá de debatir o iniciar el trabajo que acerque su modificación y mejora, lo importante es avanzar en lo que la Carta Magna dice promover: un estado social y de derecho; garantizar la equidad, garantizar los derechos de todas las personas, sea cual fuere su condición. Y avanzar en aspectos que en 1978 no eran tan explícitos: el respeto al medio ambiente o la igualdad de género por ejemplo
Hemos asistido a unos meses en los que se agitaban banderas y artículos constitucionales cuales trapos para tapar vergüenzas. En este acto preferimos mirar al valor de la Constitución en el ejemplo de estas personas: de D. César López, miembros de las comparsas de cristianos y moros viejos, de D. Miguel Flor Amat, de D. Isidro Gosálbez Aznar. Conciudadanos que en su vida comprendieron que patria no era tela ni papel, excusa ni indignidad, privilegio o partido, sino pueblo, servicio, estudio, organización y ofrecimiento.

Hoy reconociendo a ciudadanos y entidades que han hecho mucho por el bien común, hacemos un ejercicio de identidad y memoria y reafirmamos valores que como ciudad vivimos y proclamamos y que como país están intrínsecos en nuestra Carta Magna. Al hacerlo nos damos cuenta también de lo que nos falta, como villenenses y como españoles.
Sabemos que necesitamos incrementar los niveles, de justicia, de igualdad, de respeto medioambiental, de participación, de corresponsabilidad. No queremos convivir con abusos ni corrupción, con marginación y desempleo, con violencia de género y desigualdad. Nos hacemos conscientes de que sólo 27 mujeres estaban en aquellas Cortes Constituyentes y de que no sólo el lenguaje inclusivo sino el sentimiento, la visión, la identidad de género falta en nuestra Constitución. Igual que falta esa mirada amplia hacia la tierra, hacia el medioambiente y los ecosistemas.

Justo es reconocer el trabajo de tantas personas que han dado mucho por mejorar la sociedad. Entre ellas permítanme recordar al muy recientemente fallecido Manuel Marín, constituyente del partido socialista, entregado con amplitud de miras a causas mayores en España y en Europa. Dos muestras de su labor: el programa Erasmus y la Oficina de ayuda humanitaria marcan claros acentos de lo que nuestra Constitución señala: encuentro, convivencia, solidaridad.
Esas mismas miras nos llevan a homenajear a nuestros paisanos y al tiempo homenajear nuestra Constitución comprometiéndonos con su cumplimiento para elevar el grado de justicia, de igualdad y de respeto medioambiental.
Las personas y colectivos que hoy reconocemos, las comparsas de Moros viejos y de cristianos en su 175 aniversario que presentan identidad, tradición y participación, D. César López, historiador y valedor de nuestra identidad, la de D. Isidro Gosálbez entusiasta vecino, formador de profesionales, la de D. Miguel Flor, memoria gráfica de nuestra ciudad que en paz descansa; como hemos dicho, son Constitución y aliento para seguir mejorando. Gracias por vuestra constante entrega al bien común.
Gracias por ofrecer pasos y camino, ejemplo de conducta y servicio. Enhorabuena
Buenos días. Muchas gracias.

Francisco Ribera Sevilla

Cronista de la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Villena

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies