Junta CentralOrigen y Evolución Historia de las fiestas de moros y cristianos de Villena

Historia de las fiestas de moros y cristianos de Villena

  En Villena, las fiestas de moros y cristianos se celebran del 4 al 9 de Septiembre en honor a la Virgen de las Virtudes. Su origen está en 1476, cuando fue proclamada la Virgen de las Virtudes como Patrona de la Ciudad y abogada contra la Peste, y es el resultado de la transformación de la antigua Soldadesca, que era la milicia de reserva (1497), provincial (1562) o del reino (1609) que acompañaba a la Virgen en las dos romerías y en la procesión disparando los arcabuces en forma de salvas. En Villena, la soldadesca está documentada ya en 1586 y en 1638 ya participaba en las romerías. A principios del siglo XIX se añadieron las embajadas y la primitiva compañía que formaba la milicia dio origen a las comparsas de moros y de cristianos, pero se mantuvieron inalterados los elementos característicos de las antiguas milicias concejiles, como son los cargos de capitán, de alférez y de cabo, los arcabuces y las salvas de arcabucería, y el ruedo de banderas. En efecto, fue en el primer tercio del siglo XIX cuando se construyó el primer castillo de embajadas, para que las dos comparsas más antiguas, la de Cristianos y la de Moros, tuvieran un sitio donde combatir. Después de cada una de las dos embajadas, había una “batalla” de arcabucería, ganado los moros en la primera de las, y los cristianos en la segunda. En una tercera representación, el embajador moro se convertía al cristianismo ante los ciudadanos. En 1838 ya se traía de Biar la efigie de Mahoma, que se colocaba en el castillo de embajadas cuando los moros ganaban el castillo, y se quitaba de él cuando lo ganaban los cristianos. En ese mismo año, debido a la expulsión de los frailes del Santuario en 1835 a consecuencia de la Desamortización, se empieza a traer la Virgen a la ciudad en septiembre, en vez de ser los vecinos los que se trasladaran al Santuario. El 18-4-1839 se creó la Junta de la Virgen para organizar los actos religiosos y se reestructuraron las fiestas de un día hasta cinco (del 6 al 10 de septiembre). En 1845 ya se documentan como ‘fiestas de moros y cristianos’ y en 1848 quedó fijado el esquema festero del 6 al 9 de septiembre, que básicamente se ha mantenido inalterado hasta ahora. A mediados del siglo XIX aparecieron los desfiles de la Diana y la Retreta, así como la Entrada, cuya primera finalidad fue la de que todas las comparsas fueran a las afueras de la ciudad para recibir a la Imagen de la Virgen con salvas de arcabucería. En 1849, existían cuatro comparsas (Moros, Cristianos, Romanos y Estudiantes), que eran sólo tres en 1863 (Moros, Cristianos y Romanos) y aumentaron a nueve en 1884, pero fue en 1967 cuando quedó establecido las catorce comparsas que existen en la actualidad. De ellas, 7 pertenecen al bando moro (Moros Viejos, Moros Nuevos, Bando Marroquí, Moros Realistas, Moros Nazaríes, Moros Bereberes y Piratas) y otras 7, al bando cristiano (Estudiantes, Marinos Corsarios, Andaluces, Labradores, Ballesteros, Almogávares y Cristianos). En 1955 apareció el gran desfile nocturno conocido como la Cabalgata y, en los años siguientes, se fueron creando las escuadras especiales dentro de cada comparsa. A la Junta de la Virgen, se le sumó la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos el 2-1-1970, que fue cuando se aprobaron sus primeros Estatutos. El número de festeros aumentó significativamente en los años setenta y ochenta, alcanzando los diez mil en los años noventa y los 11.506 en el año 2011, sobre todo tras la incorporación de la mujer en 1988. En el año 2014, hubo 10.695 festeros. Por ello, las fiestas de moros y cristianos de Villena son las más participativas de España e incluso del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies